El ser humano, del pasado y constantemente está transformando su entorno. En este sentido, el trabajo realizado por los baserritarras de Alkiza en el pasado ha asegurado en gran medida que este paisaje único sea visible para nosotros hoy. En Hernio-Gazume también, como en muchos otros lugares, ha sabido conservar la biodiversidad de este medio como resultado del trabajo constante del ser humano.

Alkiza se ha asociado con la tierra durante siglos. Recoge lo que la tierra tiene para ofrecer, transforma la tierra, la usa, pero sin destruirla tanto como sea posible. Vida conectada a la tierra, que creó una cierta comprensión del mundo, una cultura.

Quizás todavía haya gente que piense que los diversos bosques y paisajes de ensueño del País Vasco son completamente naturales. Este pensamiento, sin embargo, está muy alejado de la realidad. Hernio-Gazume es también un resultado directo de las técnicas especiales utilizadas por los pastores del pasado para explotar la naturaleza. Tenemos paisajes culturales a la vista, ya que la naturaleza siempre se ha cruzado con la historia de la humanidad. La mano del pastor, la mano del carbonero o el pájaro carpintero es algo notable en nuestras montañas, ya que las formas creadas por su trabajo completan el paisaje actual. El trabajo agrícola, el trabajo de montaña e incluso el trabajo de venta o intercambio están profundamente arraigados en las familias de Alkiza durante siglos. Se puede decir que vivían en armonía con la naturaleza hasta hace unos años.

Los ancianos de Alkiza hablan con respeto y admiración cuando se les pregunta por Hernio-Gazume. Hay un abuelo en Alkiza que lo recuerda como el “palacio de arriba”. Muchos tienen una montaña que les ha dado una forma de vida, además de trabajo, una montaña que les ha ofrecido muchos momentos de ocio y celebración.

Alkiza Itxurain, la asociación cultural Alkiza, ha trabajado duro para no perder la memoria de distintas actividades. Esta asociación cultural formada por vecinos de Alkiza, fué creada inicialmente para realizar ejercicios o acciones etnográficas. Entre 2008 y 2011 lideraron varios proyectos en Alkiza, como la “Txerri boda” (Boda del cerdo) (2008), la Ikiliko txondorra (2009), el garo meta (2009) y la elaboración de sidra (2010).

Exposición realizada en el Centro Cultural Alkiza los días 9, 10 y 11 de septiembre de 2011.

El manzano en el manzanar, el manzano en el manzano… Conocemos el manzano en el País Vasco desde hace mucho tiempo.

Al parecer, el cuarto proyecto impulsado por la asociación Alkiza uztartzen se llevó a cabo en octubre de 2010 en torno a las manzanas y la sidra. Aunque el clima no ayudó en nada, se reunió un lindo grupo, tanto para ir a recoger manzanas como, al día siguiente, para poner manzanas y sidra en el tolar que se colocaba en la plaza del pueblo. En torno a esto, por supuesto, hubo una pequeña fiesta en el pueblo: carnes a la brasa, talos, mosto nuevo… Además de fotografiar todo el proceso, la exposición también tuvo como objetivo mostrar el ciclo anual de los manzanos. En cuanto a la elaboración de la sidra, la colección de fotografías se completó con fotografías tomadas cada año en las fincas donde se elabora la sidra en Alkiza y en Igartubeit en Ezkio-Itsaso.

Alkizako baserritarrek Udalaren eta alkizarren omenaldia jaso zuten San Isidro egunez (2015).

Ezkerretik-eskuineta eta goitik behera:

Karmen Arruti Elizegi
Victoria Letamendia Usandizaga
Justa Arsuaga Eizmendi
Tere Belamendia Otamendi
Maritxu Elola Goñi
Miren Mendiola Begiristian
Lourdes Ugartemendia Urruzola
Jacinta Aranburu Ugartemendia
Joxe Ramon Aranburu Ugartemendia
Javier Iruretagoiena Urkirizar
Joxe Mendizabal Tolosa
Martin Gorostidi Ugartemendia
Pedro Manuel Urruzola

Exposición realizada en el Centro Cultural Alkiza en la primavera de 2009.

… No se verá más carbón en las montañas del País Vasco, salvo fotografía. Todavía hay hábiles mineros del carbón en nuestros pueblos que saben hacer una olla, encenderla y hacerla fumar durante días, pero, como muchas otras profesiones, el carbón también estará en la lista de actividades extintas en el último siglo de la historia. libros. Estas fotos se pueden utilizar para garantizar que estas profesiones, y esa forma de vida, no se abandonen por completo.

Itxurain, como parte de la iniciativa Alkiza uztartzen, el objetivo principal del segundo proyecto impulsado por la asociación Itxurain fue la construcción de un horno de carbón, que se llevó a cabo en mayo de 2009. Sin embargo, si se va a realizar la batidora hay que realizar también otros trabajos previos: talar los árboles, cortar la madera, llevarla al lugar elegido para la batidora… Todo este proceso se recogió en fotografías, y esta exposición se completó con algunas de estas fotografías.

En junio de 2010 también se publicó un libro con fotos de este proyecto: Ikiliko txondorra.

Garo meta, Alkizako Leten

Exposición celebrada en el Centro Cultural Alkiza en el otoño de 2009…
Bueyes, segadoras, pasamanos, carros, trineos… Hasta hace poco, las herramientas que eran tan comunes en nuestras montañas y campos se utilizaban para hacer este meta de garo que fue recogido por Alkiza Leten…
Itxurain, como parte de la iniciativa Alkiza uztartzen, la asociación Itxurain ha impulsado varios proyectos en la localidad en los últimos años, el tercero de los cuales era hacer el garo meta. Anteriormente, hubo una fiesta del cerdo en San Martín en 2008 y una txondorra en mayo de 2009. En este tercer proyecto, el objetivo era recoger y apilar el heno, utilizando los métodos habituales del pasado: atar los bueyes, ir a la montaña (se eligió la cima de Itzuregi en la carretera de Ernio para cortar y cosechar el heno)., recoge el heno cortado el día anterior, carga los carros de trineo y transporta al pueblo, por los caminos eternos. Segadoras, palas, carros, trineos… herramientas que hasta hace poco eran tan habituales en nuestras montañas y campos, se utilizaban para realizar el trabajo. Una vez en el pueblo, un meta galante fue recogido en la entrada de la masía de Lete. Todo este proceso fue fotografiado y la exposición se completó con algunas de estas fotografías.

Eli Garmendia y Carlos Pericás son unos fotógrafos atípicos. Tras quince años de vida en Barcelona dieron un giro a sus vidas. Decidieron romper cadenas con todo lo material y acercarse al movimiento de slow para vivir sin prisas. Así, en una pequeña autocaravana, han recorrido durante 17 meses más de diez mil kilómetros viajando de un lado a otro.

Nomad Studio acaba de vivir una gran experiencia: “Retrato Momada: Gipuzkoa”. Eli y Carlos, al igual que los fotógrafos de antaño, han visitado diferentes pueblos de Gipuzkoa para retratar a la ciudadanía y crear un archivo fotográfico. Entre las localidades que han visitado han estado en Alkiza. He aquí los retratos que han realizado en Alkiza: